Author Archives: moon

  • 0

No entienden el lenguaje no verbal.

Artículo públicado en el “pacoprian.es” el 17  de Noviembre de 2016


En la comunidad educativa con cierta frecuencia se habla de ASPERGER, TDAH, DISLEXIA, DISCALCULIA, AUTISMO etc., son algunos de los trastornos o dificultades que suelen tener algunas personas con respecto al aprendizaje.
De hecho alguno de esos trastornos pueden ser reconocidos y posteriormente tratados de una forma determinada y específica, que en función de ello los chicos irán avanzando y mejorando en su aprendizaje.
Sin embargo, existe un amplio espectro de la sociedad, que terminan creyendo que las “discapacidades del aprendizaje” son dificultades relativas a habilidades verbales como pueden ser la lectura y escritura. Y por desgracia no es tan sencillo.
No se puede, ni se debe hacer una reducción del problema tan simple. De hecho…, ¿qué pasa si mi hijo posee unas habilidades verbales sólidas y un vocabulario extenso, pero no es capaz de entender cuando alguien hace un sarcasmo? ¡E incluso…!, ¿si mi hijo o mi hija lee a un nivel avanzado, pero no es capaz de decir cuáles son las partes más importantes de esa historia que acaba de leer? Lo más seguro, es que al padre o la madre al que le ocurra esto, se quedará cuanto menos desorientado.
Pues salvando las distancias…, es lo que le ocurre a muchas familias donde uno de sus miembros sufre el Trastorno de aprendizaje no verbal o TANV.
Este trastorno afecta a las habilidades sociales de los niños, pero no a sus habilidades para hablar y escribir, (eso es otra cuestión). Los que lo sufren, tienen la dificultad para entender y comprender la comunicación que “no es verbal”. Esto incluye el lenguaje corporal, el tono de voz y las expresiones faciales.

Los niños con estas dificultades tienen problemas con la lectura, la escritura y el lenguaje hablado. Sus habilidades del habla y del lenguaje tienden a ser limitados, tiene mucha dificultad con la precisión y la velocidad. Incluso se puede dar el caso de que existan chicos que tengan buenas habilidades del lenguaje, pero tiene problemas para clasificar esa información y entender algunos conceptos de cierta importancia. Podría ser que no tuvieran dificultades con el lenguaje hablado o escrito, pero podrían pensar de manera literal y no registrar señales sociales sutiles.

Por otro lado, y creo que esto también lo complica. El TANV, no forma parte del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V), que es la guía usada por médicos y terapeutas para diagnosticar las discapacidades del aprendizaje.

Estos chicos y chicas, pasan a menudo sin ser detectados ni atendidos por profesores y otros profesionales, durante una gran parte de la escolarización del niño por lo cual más tarde que temprano se producirá el fracaso del niño o la niña. Se hace necesario, dar a conocer más si cabe este trastorno como bien dice Jesús Jarque. Unos de los profesionales en pedagogía y psicología que más sabe del TANV.


  • 0

Sumergiéndonos en el tanv.

Artículo públicado en el blog de “pacoprian.es” el 22 de Junio de 2016


Nadie me negara que las madres suelen tener como “un sexto sentido”, a la hora de detectar algo extraño en sus vástago, ya sean estos, algun tipo “de problema o trastorno”. Aquí, como en muchas cosas, nos ganan por goleada a los padres. Y por desgracias con bastante frecuencias suelen dar las primeras voces de alerma. No obstante no es mi intención descubrir aquí y ahora, “las virtudes del sexo femenino”, sino más bien, hablar de un trastorno que muchas personas desconocen, y que incluso muchos profesionales, jamas han escuchado hablar de él. Me estoy refiriendo al Trastorno de aprendizaje no verbal, más conocido…, por ¡TANV!, y del que vengo escribiendo un poco más últimamente en este blog.

Pero vayamos entrando en las profundidades del TANV. Y que nos hace estar ante personas que suelen tener dificultades a la hora de comprender “emocionalmente” el tono de la voz de su interlocutor, de reconocer y transmitir sus emociones, de saber cuando intervenir en una conversación, e incluso de no saber como afrontar un cambio brusco en su rutina, producido por un inconvenite o causa sobrevenida que lo saca de su quehacer diario.

Pero los problemas no son del índole social y emocional, también lo son, en el campo de la psicomotricidad, de la atención, se rinden fácilmente ante la dificultad y su autoestima suele ir casi siempre por los suelos. Como podrás ver amiga o amigo lector, este trastorno no “es cualquier cosa”.

Entonces me dirás…, ¿donde esta origen de todo esto? La cosa parece apuntar al hemisferio derecho del cerebro y a como procesa todo lo emocional. De hecho gracias a él (al hemisferio derecho), entendemos las metaforas, soñamos, y creamos. En definitiva, es el encargado de trabajar toda la información viso-espacial y a su vez se encarga de “comprender” todo lo relacionado con la emoción. Cómo se puede ver este hemisferio, capta la información “no verbal” que recibimos.

Por todo ello, y salvando las distancia, aun a riesgo de escribir una “burrada”, se hace necesario por parte de los que rodeamos a una niña, o niño, e incluso adulto con TANV, el que tengamos altas dosis de cariño, paciencia, y tener claro que nos vamos a encontrar con personas que tarde o temprano sufrirán algún tipo de secuestro emocional, y si no les hemos enseñado a construirse a si mismo y ha saber encausar en la medida de lo posible sus sentimiento, todos lo pasaremos muy mal.

Al igual que el TDAH, u otro tipo de trastorno, es necesario una labor coordinada entre la administración pública , sobre todo desde el ámbito sanitario y educativo, ademas de asociaciones que arropen a las familias.

Se hace necesario una serie de estrategias que nos ayuden a trabajar en la linea que estamos describiendo. Por ejemplo apoyarnos en cierta medida en las nuevas tecnologías, para apoyar los procesos cognitivos, enseñar a distinguir lo importante de lo superficial o irrelevante. Animarles a que hagan deporte, para que de esta forma puedan mejorar su psicomotricidad, pero ¡por favor!, primero como ayuda a su persona y luego si las mejoras lo permiten, en el campo de la competición.

Y he dejado para el final, dos cuestiones de mucha importancia (al menos para mí), me refiero, a “la construcción de si mismo” y “las habilidades sociales”. Con respecto al primer punto, he de aclarar, que si es un tema de vital importancia en personas “sin trastorno”, no te quiero decir…, cuanto ha de ser considerado en las personas con TANV.

Si en la sociedad actual, existen un problema de identidad en las personas, sobre todo en los más jóvenes, ¿que puede ocurrir en un joven con tanv? Hemos de ayudarles a que desarrollen su autoestima, a que construyan su “yo”, y sean capaces de desarrollar su interior, sus emociones, su ser.

En cuanto a las habilidades sociales, es necesario edificar sobre lo anterior, para que de esta forma, sepan relacionarse con los que les rodean y puedan convivir con ellos de una forma adecuada.


  • 0

Dando visibilidad al TANV.

Artículo públicado en el blog de “pacoprian.es” el 26 de mayo 2016


Cierto es que los “trastornos en general” durante la etapa infantil suelen ser un quebradero de cabeza tanto para padres como para madres, suelen saltar las alarmas y muchas veces se inicia un “vía crucis” muy largo… ¡a veces demasiado!. Sin embargo, todo esto, se reduce cuando este trastorno, esta identificado e integrado en el famosos catalogo DMS-IV de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Situación que suele darse cuando uno de tus hij@s sufre del llamado Trastorno de Aprendizaje No Verbal (TANV).

Y es tal el desconocimiento que existe del citado trastorno, que incluso algún profesional de varias especiales e incluso algún que otro profesor, te puede llegar a decir… ¿Qué trastorno es ese?, ¡yo no lo conozco!, ¿a qué afecta?, ¿es un Asperger?, etc… Y la verdad cuando te ocurre esto te quedas como petrificado. Tus oídos no pueden dar crédito a lo que estas escuchando.

No obstante, también es cierto, de aquí no vas a escuchar a otros profesionales decir…, “estos son niños mal educados” o “esto es la consecuencia de un fracaso educativo por parte de algún que otro padre o madre…”, como he tenido que leer y escuchar con respecto al Trastorno de déficit de atención e Hiperactividad (TDAH), que también es muy sangrante.

Es evidente que los padres y madres con hijos que tienen TANV, tendrán que ponerse las pilas y comenzar una guerra para que ese trastorno se visible de una forma más eficaz y puedan disminuir sus angustias.

Angustias que se contemplan básicamente en dos aspectos muy importantes según la edad del afectado por este trastorno (al igual que ocurre con la mayoría de los trastornos). Me refiero al ámbito educativo y al ámbito “socio-emocional”. En el primero creo que poco a poco se va tomando conciencia de estos críos aunque no es menos cierto, en algunos caso pueden pasar “desapercibidos”, porque académicamente vayan avanzando sin grandes problemas y sobre todo gracias a una labor callada e impresionante por parte de la familiar.

Pero por desgracia, ¡esto!, no es siempre así. Y no es así, porque te recuerdo (amiga o amigo lector), que existen dificultades en la atención, en la memoria táctil y visual, en el razonamiento abstracto, la ubicación espacial, el trazo, etc.

En cuanto al otro ámbito, el “socio-emocional”, tiene un peso específico bastante grande y que con los años se puede ir acrecentando. Y es aquí, es donde me gustaría pararme un poco más. Pues no es la primera vez que leído o escucho decir…, tenemos hijos más mayores (adolescentes) donde les cuenta hacer amigos (apenas los tienen) y pasan por ser personas desconectadas de la sociedad, donde la autoestima puede llegar a estar por los suelos. ¿Y cuando el afectado es un adulto?, ¿cómo lo lleva?, ¿cómo lo vive?…. Por lo que conozco, no es nada fácil.


  • 0

El TANV, otro vía crucis.

Articulo públicado en el blog de “pacoprian.es” el 7 de marzo de 2016


Cuando uno se decide a tener un blog, suele surgir la duda-siempre razonable-, de plantearse… ¿cuál va a ser el tema central del mismo?, ¿o de que hablaré? ¡Hombre!, es evidente que esta fase ya la supere con este blog. Pero si es cierto, que el cuerpo me pide ampliar un poco más los temas a tratar dentro del mismo. De hecho, hasta el momento los temas que suelo traer a la consideración de mis lectores, o todos aquellos que visitan este blog, son cuestiones relacionadas con la familia y las nuevas tecnologías, sin dejar de lado temas de educación y el TDAH o Trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

A todo esto quiero sumar otro trastorno… el TANV o Trastorno de aprendizaje no verbal. Que como el TDAH, afecta y en mucho a la vida de muchas familias. Ambos son trastornos que hasta que no son diagnosticados o al menos alguien te dice el nombre de lo que le ocurre a tu hija o a tu hijo, no te quedas tranquilo-eso por decir algo-

El Trastorno de aprendizaje no verbal o TANV-desde ahora sólo diré TANV-, es para desgracia de muchos, un trastorno que aún no está dentro del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Trastorno que ha sido estudiado muy recientemente, pues las primeras personas que comenzaron a detectar y estudiar el tema fueron Johnson y Myklebust allá por 1971.

¿Pero a que afecta este trastorno?, ¿cómo influye en el día a día de aquellas personas que lo padecen?, ¿y a su familias y amigos? Como veras, ¡no es moco de pavo!, y eso que normalmente en la escuela suele pasar bastante desapercibido-es transparente para los profesores-, sin embargo tiene dificultades en la atención, en la memoria táctil y visual, el razonamiento abstracto, la ubicación espacial, trazo, etc., pero los problemas no quedan aquí. En lo social y emocional, también tiene problemas que no le ayudan a tener una relación social adecuada. Comprenden poco la comunicación no verbal, tiene temor a sitios nuevos e incluso a cambios de rutina en su día a día. Como podrás comprobar amiga o amigo lector, todo un ramillete de dificultades que hacen la vida muy complicada.

Aunque todo lo que te he dicho es referido a los más jóvenes de la casa, ¿cómo se puede afrontar toda esta problemática cuando el sujeto, es un adulto? ¿Cuándo el trastorno recibe un nombre y eres mayor de edad?, ¿cómo afrontar el problema cuando has ido sacando tus estudios hasta que has fracaso en la selectividad y luego te has estampado realizando un módulo superior? Estas y otras muchas preguntas surgen cuando el sujeto pasivo del trastorno es un adulto y aquí, en este campo no existe ningún tipo de ayuda.
Por ello desde estas líneas me propongo hacer visible un problema que si no es detectado pronto-en los primeros años de vida-, puede ser todo un vía crucis para quien lo padece y sufre.


septiembre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Sígueme en Twitter