Características

Las personas afectadas de TANV, en especial los niños pueden llegar a presentar un amplio abanico de dificultades. Aunque principalmente afecten a la psicomotricidad, habilidades viso-espaciales y habilidades sociales. Todo ello sin descartar problemas en el procesamiento cognitivo, funciones ejecutivas, el lenguaje, lo referente a lo emocional, entre otros.


Características

A continuación pasaremos a describir las dificultades más nucleares de este trastorno:

Dificultades en la psicomotricidad.

El desarrollo psicomotor es muy complejo y va mucho más allá de la simple capacidad de movimiento que tienen las personas. De hecho, los actuales modelos de trabajo consideran que el desarrollo de las capacidades relacionadas con lo motriz, están a su vez interelacionadas con otras capacidades tanto cognitivas como emocionales.

Sin ir más lejos, un simple movimiento de apenas  dos segundos de duración como es el coger un objeto, conlleva la participación de la vista, las manos, el cerebro, etc, todo aquello que interviene en el proceso desde que se ve el objeto se decide coger y al fin lo tenemos entre las manos.

De hecho, cuando a un padre con un hijo TANV, se le pregunta por su hijo (o hija) en su infancia, muy posiblemente le diga que recuerda a su hijo como un “bebé muy tranquilo”, ¡pachorrón!, con problemas de equilibrio y que comenzó a dar sus primero pasos “muy tarde”. Se puede decir sin miedo a equivocarse que los niños y niñas con TANV tiene dificultad para hacer con su cuerpo lo que ellos quieran, cuando ellos lo quieran y como ellos quieran.

Dificultades en la percepción viso-espacial.

La mayor limitación existente para el estudio de este tema, es la ausencia de “modelos conceptuales” que puedan ayudar a un mejor conocimiento del TANV en este campo. No obstante, no es menos cierto, que cuando se comenzó los primero estudios con pacientes lesionados en el hemisferio derecho, se vio el papel relevante de este en la percepción visual, imaginería visual y movimiento en el espacio.

Pero avancemos y no agotemos el tema pues al respecto existe bastante información. Pero en lo que respecta al niño o niña con TANV, en las actividades diarias, los chicos encontrarán dificultades a la hora de jugar con  puzzles, rompecabezas, juegos de construcción, montajes de piezas, etc. A la hora de pasear, le costará tomar referencias espaciales, teniendo problemas de orientación y seguimiento de itinerarios de cierta complejidad. Consecuencia de ello, todo lo nuevo le va ha producir problemas. Incluso el copiar “simples dibujos”, puede ser para ellos, todo un hándicap.

Dificultades en competencia social.

Ya digamos, competencia, habilidades, o algo parecido, en el fondo es aquello que permite a la persona integrarse y participar en la vida social en general. Y es en estas relaciones, donde las personas tenemos que poner a funcionar nuestras capacidades lingüísticas y no lingüísticas, es decir, conocimiento social, emociones, etc.

Los chicos y chicas con TANV, presentan una serie de dificultades en este área social, que se deriva sobre todo de una alteración en el procesamiento de la información no verbal que recibe. Cabe destacar entre otros…, la voz(su tono, volumen, gravedad, etc), los gritos, las pausas en la conversación, etc., las posturas que adopta el interlocutor y de más situaciones.

A la vista de todo ello, ni que decir tiene, lo complicado que puede ser una conversación entre dos personas y una de ellas es TANV.


septiembre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: